sábado, 9 de enero de 2016

Carolingios

Pipino II de Herstal (679-714), mayordomo de Austrasia, consiguió hacerse con la gobernación del reino franco al derrotar al mayordomo de Neustria y Borgoña. Su hijo bastardo Carlos Martel (714-41) restableció la unidad del reino frente a las tendencias secesionistas de Neustria y Aquitania. Al morir repartió sus dominios entre sus hijos Carlomán (Austrasia, Suabia y Turingia) y Pipino (Neustria, Borgoña y Provenza)) Aquitania y Baviera serían compartidas. En el 751 ambos destronaron al último rey Merovingio, Childerico III; Carlomán se retiró a un monasterio y Pipino, el Breve (751-68), asumió la soberanía, haciéndose reconocer por los nobles y coronar por el papa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada